Raza: Scottish Terrier
Nombre alternativo: Terrier Escocés
País de origen: Suiza / Reino Unido
Clasificación: Terrier

Scottish Terrier

Características

El Terrier escocés, o "scottie", es un terrier pequeño pero resistente. Los Scotties son rápidos y tienen un cuerpo bastante musculoso, lo que los convierte en perros extremadamente pesados para el tamaño que tienen. Existen diferentes variedades de color de pelo como el negro, trigo (en diferentes tonalidades) y el brindle (atigrado) cabe resaltar que los Scottish Terrier de color brindle presentan el pelo más duro. Una de sus características más llamativas es la gran longitud de su hocico si lo comparamos con el tamaño de su rostro. Este hecho le confiere una mandíbula poderosa y es muy normal que los cachorros, que no presentan esa característica de forma acusada, se quejen cuando comience su rápido desarrollo hacia el hocico adulto. Su silueta más característica resulta cuando está concentrado o alerta y mantiene el pecho hacia adelante y el rabo completamente estirado hacia arriba.

Generalidades

Es un perro resistente que emana una actitud masculina, independiente y, a veces, obstinada. Es un perro activo y siempre le gusta estar a la expectativa, saludando a su amo y vigilando su propiedad. Es rápido y está lleno de energía.
El temperamento del Scottish Terrier es totalmente de terrier. Es veloz, alerta, inteligente y robusto. De todas formas, es algo menos pendenciero que otras razas de este grupo y puede mostrar una cierta tendencia a ser un perro de una sola persona o, más en concreto, de una sola familia. Le gusta que le presten atención, pero no que le agobien.